La entonación es un factor indispensable para transmitir el mensaje correcto al momento de realizar una locución.

Anteriormente ya abordamos otros ejercicios para practicar la locución, como es el caso de la dicción y la articulación. Además hablamos de temas súper importantes para los locutores como son la respiración y calentamiento de la voz.

En esta ocasión hablaremos sobre ejercicios de entonación, que nos ayudarán a mejorar la expresividad de nuestra voz.

Qué es la entonación

La entonación es la variación de la altura tonal de la voz con que se pronuncia una palabra o un enunciado.

Cada persona tiene una manera distintiva de pronunciar las palabras y oraciones. Técnicamente, dependiendo del sentido con que digamos esas palabras, la entonación puede variar. Aunque también podríamos explicarlo al revés: la entonación que le damos a las palabras puede modificar el sentido que le damos a un mensaje.

Y es por este motivo que un locutor debe poner especial atención a la entonación.

La entonación en la locución

El tono, las pausas y las inflexiones que le damos a nuestra voz al momento de pronunciar un discurso son esenciales para transmitir el mensaje adecuado al momento de grabar una locución.

El locutor debe tener especial cuidado en manejar esas variantes para asegurarse de transmitir bien el mensaje que el anunciante quiere hacer llegar a su público.

Para lograr una buena entonación, te recomiendo practicar constantemente y escucharte. Tener buenos hábitos de práctica te ayudarán a mejorar tu locución constantemente y a mantener en forma tu voz.

Ejercicios de entonación

1. Lo primero que debes hacer es realizar ejercicios de calentamiento de la voz. Puedes revisar los que están publicados en este blog.

2. También puedes recurrir a los trabalenguas.

3. Elige un pequeño texto (unas cinco líneas, no más) y léelo con diferentes intenciones: alegre, enojado, triste, como pregunta y como respuesta, indiferente, tímido…

4. Con ese mismo texto, practica la lectura pero ahora como si te encontrarás en diferentes situaciones: en una clase, ante un gran auditorio, una exposición de trabajo, una narración entre amigos, una discusión… etc.

5. Realiza lecturas en voz alta de diferentes tipos de textos: comerciales, narrativos, noticiosos, poéticos, cómicos, dramáticos. Toma en cuenta el sentido del texto para elegir la entonación adecuada. Graba tu lectura para puedas escucharla posteriormente y analizar tu desempeño.

Recomendaciones para practicar la entonación

1. Crea un hábito de práctica de tus ejercicios. Es la mejor manera de “mantener en forma” tu principal herramienta de trabajo: tu voz. Así como destinas un horario para el gimnasio, define un tiempo para la práctica de tu voz.

2. Graba tus ejercicios para que puedas escucharte y saber en qué aspectos es necesario mejorar.

3. Para tener buenos resultados, debes dar prioridad a la claridad sobre la velocidad. Así que cuando realices tus ejercicios, primero debes enfocarte en la claridad de tus palabras y poco a poco podrás mejorar la velocidad de tus palabras.

4. Cuando realices ejercicios de lectura, respeta la puntuación. Los signos ortográficos están en el texto por una razón, no son un capricho. El autor de un escrito utiliza los signos para permitir que el texto se entienda, para darle énfasis y sentido a las oraciones. Así que pon atención a cada signo que aparece en el texto.

5. Entiende el texto. Para poder darle la entonación adecuada a tus oraciones, es necesario saber de qué estamos hablando. Así que lee el texto las veces que sea necesarias y si tienes dudas sobre el sentido, consúltalo con tu cliente para evitar confusiones.

Practica, practica, practica...

Pon en práctica estas recomendaciones y platícame cómo te funcionan. Si tienes algún ejercicio en particular que te dé resultado, compártelo con nosotros.
Y no lo olvides, si tienes alguna duda, escríbeme.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org