El conmutador es una herramienta esencial para toda empresa porque facilita la comunicación interna y externa.

Cuando se trata de mejorar la eficiencia de las comunicaciones telefónicas de tu negocio, un conmutador es una excelente herramienta ya que no sólo te permite comunicar a tu cliente de forma rápida y eficiente con el departamento que necesitan sino que también es un buen método para que los departamentos de tu empresa estén interconectados, facilitando la comunicación y evitando pérdida de tiempo.

Atención al cliente

Cuando cuentas con un conmutador, tienes la seguridad que las llamadas serán atendidas y canalizadas a la persona adecuada en unos segundos. Además, evitas que la línea suene ocupada y de esta manera dejarás de perder llamadas importantes.

Cuando se trata de atención al cliente, el conmutador te permite:

– Respuesta rápida.
– Dar un mensaje de bienvenida.
– Canalizar al usuario al departamento que busca sin tener que pasar por la operadora.
– Música en espera.
– Programar un mensaje en espera que brinde información relevante a tus clientes.
– Transferir una llamada de una extensión a otra.
– Buzón de mensajes.

Comunicación interna

El conmutador es también una herramienta que facilitar el trabajo interno, pues permitirá a tus colaboradores una comunicación más directa y rápida, sin tener que desplazarse a otra área de las instalaciones de tu empresa.

Como herramienta de comunicación interna, el conmutador te permite:
– Realizar llamadas entre extensiones.
– Transferir una llamada a otra extensión.
– Responder una llamada que está sonando en otra extensión.
– Realizar conferencias con más de dos participantes.
– Restricción de llamadas, colocando claves para poder hacer determinadas marcaciones (por ejemplo a números móviles o de larga distancia).

Tipos de conmutadores

Un conmutador es un equipo que te permite comunicar telefónicamente diferentes áreas de tu empresa, agilizando la atención a tus clientes y haciendo más eficiente la comunicación entre el personal.

Dependiendo de las necesidades de tu empresa y -por supuesto- de tu presupuesto, puedes elegir entre tres tipos diferentes: los conmutadores pueden recibir líneas analógicas (como las que usamos normalmente en nuestras casas), líneas digitales o bien líneas telefónicas por internet (conmutador IP).

Los conmutadores IP están ganando espacio por su versatilidad y su capacidad para recibir un número ilimitado de llamadas así como por la facilidad de utilizar tantos números de contacto como quieras contratar sin necesitar una línea física para cada uno o bien utilizar números con marcaciones de diferentes países. Sin embargo, este tipo de conmutador tiene la desventaja de que si sufres un problema con tu conexión de internet, pierdes toda la comunicación.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org