La lectura en voz alta es una excelente herramienta lograr grabaciones más claras y profesionales.

Cuando se trata de mejorar tus habilidades como locutor (y también como orador) es fundamental poner especial atención a la dicción y articulación.

¿Qué es la articulación?

La articulación se refiere a los movimientos faciales que realizamos para pronunciar una palabra.

¿Qué es la dicción?

Es la pronunciación correcta de los sonidos o fonemas que conforman una palabra.

Cuando te dedicas a la locución es muy importante que tu voz sea clara de modo que se entienda perfectamente lo que estás diciendo y evitar las malas interpretaciones de tu mensaje debido a una deficiente pronunciación.

Anteriormente publiqué en mi blog algunos Ejercicios de articulación entre los que se mencioné la lectura en voz alta. Hoy quiero profundizar en el tema porque creo que es una muy buena herramienta que en muchas ocasiones dejamos de lado.

Leer en voz alta

La mayoría de nosotros dejamos de leer en voz alta cuando terminamos la educación básica, algunos porque prefieren la lectura en silencio, otros porque cometen muchos errores al leer y otros simplemente porque no le encuentran sentido si no están leyendo para alguien más.

Pero para los locutores y aquellos que por su trabajo deben hablar en público constantemente, la lectura en voz alta ayuda a mejorar notablemente el manejo de la voz.

La lectura en voz alta nos ayuda a modular la voz, mejorar la articulación, representar emociones y sentimientos a través de las voces y mejora nuestra capacidad de expresión.

Tips para mejorar la lectura en voz alta

1. Lo primero que tienes que hacer es elegir un texto para practicar y a continuación realizar una primera lectura y grabarte leyendo por unos dos minutos; para esto puedes utilizar tu teléfono. Es importante que te grabes porque esto te ayudará a identificar los errores más comunes.

2. Después realiza la misma lectura pero ahora coloca un lápiz entre tus dientes. Esto le pondrá un poco de dificultad al ejercicio, te ayudará a exagerar los movimientos faciales lo que redundará en mejorar la articulación de las palabras. Tómate el tiempo necesario para realizar la lectura, no se trata de hacerlo rápido, sino de que sea claro por lo que más vale que inicies despacio y conforme mejore la claridad de tu lectura, puedes ir aumentando la velocidad.

3. Otra variación del ejercicio es leer lentamente y silabeando, exagerando los gestos para hablar y asegurándote de pronunciar cada letra: Te-re-sa- cre-yó-oír-que-de-cí-a: “de-ma-sia-da-fe-li-ci-dad”. Lee de esta manera unos minutos y después reinicia el texto pero aumenta la velocidad.

4. Utiliza diferentes tipos de textos: desde una noticia, un cuento, poesía, un informe… Trabaja con varios géneros para que puedas practicar diferentes tipos de intenciones en la voz.

No te olvides de la respiración

La respiración también es importante al momento de practicar tu lectura en voz alta. Normalmente nos recomienda realizar breves aspiraciones cuando en el texto aparecen comas o puntos. Cuando una idea se concluye es posible hacer una aspiración un poco más profunda.

No es necesario aspirar con cada coma que te encuentres en el texto, más bien los signos de puntuación marcan el lugar en el que puedes tomar un respiro.

Te recomiendo que revises mi post en el que te comparto algunos Ejercicios de respiración.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org