Si tu voz es tu herramienta ¡cuídala!

Los locutores vivimos de nuestra voz así que es fundamental tener los mejores cuidados con nuestra principal herramienta de trabajo.

No sólo el clima frío y las enfermedades respiratorias representan problemas para nuestra voz, también hay otros factores de riesgo que pueden provocarnos complicaciones a los locutores y a todos aquellas personas cuya actividad profesional se relacionada con el uso de la voz.

Por supuesto, cuando sufres una enfermedad que afecte las vías respiratorias tu voz se ve seriamente comprometida, pero no es el único riesgo que enfrenta.

Por ejemplo, asistir a un concierto y no parar de cantar, o una noche de fiesta en la que además de tener que hablar muy alto estuviste expuesto a humo de cigarro o tomar alguna bebida que irrite la garganta, el excesivo uso de aire acondicionado, o estar en un ambiente reseco… todos son factores que pueden provocarte afonía.

Pero no te preocupes, hay algunos consejos que puedes poner en práctica para evitar lastimar tu voz o si ya estás afónico, pueden ayudarte a mejorar.

Tips para no perder la voz…

Evita forzar la voz. No grites, no exageres tu manera de hablar. Lo mejor es hablar de forma natural y evitar subir la voz si no es realmente necesario.

No tosas de forma ruda o excesiva cuando sientas molestia en la garganta.

Recuerda que para tu garganta se mantenga en buenas condiciones es fundamental una hidratación adecuada. Elige de preferencias bebidas a temperatura ambiente y evita las bebidas que te irritan la garganta.

También hay alimentos sólidos que pueden provocarte problemas. Aléjate de aquello que te cause acidez estomacal pues el reflujo puede provocarte irritación en la garganta.

Evita fumar así como los ambientes con humo de cigarro, pues invariablemente te provocará problemas en las vías respiratorias y terminará afectando tu voz.

Si pasas mucho tiempo en lugares con aire acondicionado o calefacción, te recomiendo el uso de un humidificador, pues el clima artificial reseca el ambiente y en consecuencia, tu garganta.

Protege tu garganta, especialmente en la temporada de invierno, pues los cambios bruscos de temperatura suelen traer complicaciones para tu voz.

Si eres locutor, recuerda realizar ejercicios de calentamiento de la voz antes de iniciar tus grabaciones.

No permitas que tu garganta quede seca, para ello puedes recurrir a dulces que te ayuden a generar saliva.

Si ya te quedaste afónico...

Un consejo fundamental: dale descanso a tus cuerdas vocales. No intentes hablar si no es absolutamente necesario. Forzar la voz puede ser desastroso para tus cuerdas vocales provocando daños permanentes. Así que es mejor que lo tomes con calma y descanses tu voz.

Recuerda que las bebidas son fundamentales para recuperarte, pero insisto: toma líquidos que no estén muy fríos o muy calientes.

Evita las bebidas con cafeína y el alcohol, no fumes y si eres fumador pasivo, aléjate de la zona contaminada.

También debes evitar los lugares donde te expongas al polvo y al humo.

Remedios naturales para la afonía

  • Un remedo clásico para ayudar a desinflamar es calentar un poco de miel y agregar unas gotas de limón.
  • Prepara una infusión de jengibre con un pequeño trozo de raíz de jengibre, medio limón y una cucharada de miel. Para preparar la infusión, pon a hervir agua y agrega el jengibre rallado, manténlo a fuego suave por unos cinco minutos. Después déjalo reposar unos minutos. Cuando esté listo para servirse, agrega el limón y la miel.
  • También puedes batir claras de huevo con miel y jugo de limón.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org