Procrastinar es postergar una actividad importante e ineludible para hacer otra cosa menos demandante o agradable. Pero ¿cómo dejar de hacerlo?

Un escrito mal redactado, confuso o con errores pueden afectar negativamente la imagen de tu empresa y provocar malos entendidos que le cuesten a tu negocio.