Ideas clave para ser un freelance profesional

Dar el paso hacia el trabajo independiente puede ser complicado y a veces, un poco aterrador, no sólo para los jóvenes que ingresan al mercado laboral, sino también para aquellas personas que han tenido un trabajo tradicional durante años. Pero no te preocupes, estas Ideas clave para ser un freelance profesional te ayudarán a comenzar tu carrera por tu cuenta.

¿Qué es un freelance?

Un freelance es una persona que decide trabajar de manera independiente o autónoma, ofreciendo sus servicios profesionales a otros profesionistas o empresas a cambio de una remuneración.

Trabajar por tu cuenta tiene grandes ventajas. Muchos lo relacionan con ser tu propio jefe, no estar atado a horarios, tener la oficina en tu propia casa y tal vez, estar en pijama todo el día. Todo esto puede ser cierto, pero para ser un profesional independiente exitoso es necesario disciplina, constancia y claro, trabajo.

Pero no te abrumes. Todos los que decidimos empezar por el camino del freelance, ya sea por elección o por las circunstancias, nos hemos llegado a sentir preocupados antes de dar el gran paso, pero te puedo decir desde mi experiencia, que es una decisión que me ha traído grandes satisfacciones.

Prepárate para lo que viene

Ya te decidiste por el trabajo independiente, pero antes de hacerlo el primer punto clave es la planeación: qué servicios ofrecerás y cuánto cobrarás por ello; a qué sector te enfocarás; qué tipo de clientes quieres encontrar.

Una parte súper importante es hacerte un planteamiento real de cuáles son tus necesidades económicas y cuántos proyectos necesitas desarrollar al mes para cubrirlas.

Define tu campo de trabajo

¿Eres diseñador web pero también te gustaría dar servicios de community manager, marketing digital, redactar posts para blogs corporativos y los fines de semana dar clases de salsa? ¡Espera, son muchas cosas!

Si vas iniciando, es esencial que definas exactamente en qué te quieres especializar. ¿Qué es lo que te gusta hacer? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Qué tipo de trabajos te traerán mejor remuneración y satisfacción?

Si eres un profesional con experiencia que se quiere independizar tienes un panorama más claro sobre el tipo de trabajo que quieres realizar y cuáles representan mejores oportunidades para destacar.

En ambos casos, es esencial que hagas un ejercicio de análisis para determinar exactamente qué servicios quieres y puedes ofrecer a tus clientes potenciales.

Enfócate en temas que te gusten, disfrutarás más tu trabajo y lograrás conexiones más significativas si compartes con tus clientes intereses por un sector o tema en particular. Lanzarte como trabajador independiente será más sencillo si disfrutas lo que haces.

Crea un portafolio

Un sitio web profesional será tu presentación ante clientes potenciales. Asegúrate de tener una página web en la que se presenten claramente los servicios que ofreces y ejemplos de los proyectos que has desarrollado.

Alimenta tu portafolio conforme vas desarrollando nuevos proyectos, son tu carta de presentación. Nada puede hablar mejor de ti que el trabajo que ya has realizado.

Establece reglas

Detalla a tu cliente exactamente qué servicio estás ofreciendo, qué es lo que obtendrá, cuántas revisiones o modificaciones se pueden realizar, cuánto tiempo tardará, qué material debe proporcionarte y cuánto le costará. Esto es esencial para evitar confusiones y que te exijan más de lo que se acordó.

Si estás empezando, crear paquetes de servicios con un precio establecido te será de mucha ayuda.

Exige un pago justo

Lo primero es definir cómo vas a cobrar: por hora, por proyecto, a destajo. Establece tus tarifas a partir de eso y crea paquetes que te ayuden a comercializar más eficientemente tus servicios.

Sobre todo al inicio, suele ser difícil cobrar lo que realmente vale tu trabajo. Pero no porque seas nuevo en el mercado independiente dejes que se te pague menos de lo que mereces. Y no permitas que un cliente se quede sin pagar: elabora un contrato antes de iniciar el trabajo de manera que tengas cómo ampararte en caso de que tu pago se esté retrasando o de plano, no quieran pagar.

¿No hay jefes?

Bueno, pues no, si eres un trabajador independiente no tienes un jefe propiamente dicho detrás de ti. Sin embargo, como freelance siempre te enfrentas a un proceso de supervisión y retroalimentación con alguien muy importante: tu cliente.

Ser un profesional autónomo te da la gran ventaja de no tener que reportarle a un superior, pero sí debes mantener contento a tus clientes. Lograr terminar el proyecto en los mejores términos y en el tiempo establecido te dará la oportunidad de volver a trabajar con esa persona e incluso te puede recomendar con otras empresas.

Olvídate de la pijama

Sí, es cierto: entre las grandes ventajas de trabajar de forma independiente está no tener un jefe, trabajar desde el lugar que prefieras e incluso, quedarte en pijama si así lo deseas.

Pero estar en casa todo el día usando la pijama no es una buena estrategia si quieres consolidarte como un verdadero profesional. Levantarte todos los días, tomar un baño, arreglarte y prepararte como si fueras a salir a la oficina es una buena estrategia para las personas que trabajan en casa, pues eso te ayudará a entrar en ánimo de trabajo, organizar tus labores y desarrollar los proyectos en los que trabajas.

Además, muchas veces hay que salir a ver a los clientes y tú sabes que la imagen personal sí importa cuando se trata de proyectar profesionalismo.

Elige bien tus palabras

Y ya que hablamos de imagen, un tip importante: presentarte ante tu cliente como una persona segura, demuestra que tu trabajo es serio. Refiérete a ti como profesional, un experto en tu materia, no te llames “freelance” frente a tus prospectos de cliente, pues lamentablemente la palabra tiene cierta connotación negativa en algunos sectores.

Así que nunca dejes de lado tu arreglo personal y sobre todo, la confianza en ti mismo.

Clientes “ancla”

Tener clientes con los que trabajes de forma contante es un gran alivio, sobre todo cuando empiezas en la vida independiente, porque te permite tener un ingreso constante y así te sentirás menos presionado y más confiado para buscar otros proyectos para tu negocio.

A los clientes ancla cuídalos mucho, no porque han trabajado contigo durante cierto tiempo tienes la garantía de que se van a quedar contigo. Así que te recomiendo que seas especialmente atento con sus necesidades y mantente en contacto permanente para que logres desarrollar una relación fuerte y duradera.

No dejes de buscar

Y ya que hablamos de desarrollar relaciones fuertes, te recomiendo esta guía de 8 consejos para lograr la fidelidad de tu cliente.

Pero no sólo se trata de alimentar las relaciones laborales actuales: siempre debes buscar nuevas. Los clientes no sólo se captan a través de anuncios, también los encuentras en tus actividades diarias, con tus conocidos e incluso a través de otros clientes.

Así que nunca dejes de buscar nuevas conexiones pues cada persona o empresa que conoces son potenciales clientes.

Otros consejos que debes tomar en cuenta:

• Establece un horario de trabajo para que seas capaz de desarrollar tus proyectos en el tiempo que ofreciste pero sobre todo, para que tengas tiempo libre. No permitas que el trabajo consuma todo tu día.
• Date a conocer. No se lo dejes todo a las redes sociales o a tu sitio web, utiliza tus contactos personales, acude a eventos donde puedas contactar empresas interesadas en tus servicios.
• Aprende a vender, promociona tu servicio y establece tarifas, paquetes, promociones.
• Encuentra un buen espacio de trabajo, ya sea en tu casa o en una oficina. El lugar donde trabajas es esencial para tu buen funcionamiento y estado de ánimo.
• Escucha a tu cliente, presta atención a sus necesidades e incluso a sus críticas, todo ello te ayudará a entender mejor el mercado y a mejorar tu trabajo

Actualmente no hay garantía de poder desarrollar una vida corporativa así que no le tengas miedo a emprender por tu cuenta, planea bien tus pasos y bienvenido al trabajo independiente.

Si ya te decidiste, cuéntame tu experiencia.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org