Modelos de home office y por qué cada vez en más popular

Trabajar desde casa parece una buena idea a simple vista ¿pero el home office es para todos? Sin duda tiene grandes ventajas, sin embargo ¿has considerado todas las variables que implica el trabajo a distancia?

Seguramente ya has escuchado bastante sobre el también llamado “teletrabajo” y de los grandes beneficios que representa para empresas y empleados:

– Mayor productividad
– Mejor ambiente laboral
– Economizar recursos de la empresa
– Ahorro de tiempo y costos de traslado para los trabajadores

Es probable que también hayas escuchado que en México ya se legisló al respecto.

Por principio, hay que hacer una aclaración: el home office no es lo mismo que ser un trabajador independiente o freelancer.

Según la legislación mexicana, el teletrabajo o trabajo a domicilio es aquel que:

– Se realiza para un patrón
– Ya sea desde casa del empleado o desde un local libremente elegido por él
– Sin vigilancia ni dirección inmediata de un jefe.

Pero ya que se trata de un trabajo realizado para un patrón, el empleado gozará de las prestaciones amparadas por la ley, como cualquier otro trabajador que acude todos los días a la empresa para realizar sus labores. Cuando un empleado elige el modelo de home office:

– Recibirá por parte de la empresa los medios tecnológicos necesarios para realizar el trabajo a distancia.
– Tendrá igualdad de trato, remuneración, capacitación y seguridad social como todos los empleados que trabajan en la oficina
Como puedes ver, en definitiva el home office no es lo mismo que ser un freelancer.

Ya sea que eres un empresario que quiere implementar el trabajo remoto en tu compañía o un empleado que preferiría laborar desde casa, hay ciertas consideraciones que debes tomar en cuenta:

– Aunque hay mayor flexibilidad de horarios, el trabajador debe estar consciente de que tendrá cierto grado de supervisión, pues no es un freelancer manejando su propio negocio, es parte de una empresa con objetivos y plazos.

– Implementar el trabajo a distancia no significa que no haya reglas. Tanto por parte de la empresa como del trabajador debe mantenerse cierta disciplina, tener en cuenta las políticas y reglas de la compañía pues es lo que permitirá cumplir con los objetivos.

– El jefe o supervisor del empleado que trabaja a distancia debe estar consciente de que para que este modelo de trabajo funcione es necesario un cambio de cultura organizacional: no se trata del tiempo que el trabajador pase realizando una determinada labor, se trata de cumplir objetivos.

– Si bien la empresa se beneficia ahorrando costos de espacios o suministros, se debe tomar en cuenta la inversión necesaria en tecnología o recursos físicos para que el empleado pueda hacer su trabajo de forma remota. Si eres el dueño de una compañía y quieres implementar el home office, es tu responsabilidad brindarles los medios para que puedan hacerlo.

Algunos consejos para el trabajador que hace home office

La disciplina es el primer requisito para hacer exitosa tu oportunidad de trabajar en casa. Para lograrla, toma en cuenta estas recomendaciones:

– Define un área de trabajo y prepara todo tu equipo y herramientas.

– Establece horarios para trabajar, comer y claro, periodos cortos de descanso.

– Tu arreglo personal sigue siendo importante aunque estés en tu casa. No sólo porque en cualquier momento podrías tener una reunión virtual con tu jefe, compañeros o clientes, si no porque la rutina del aseo y arreglo te hará entrar en el “mood” laboral.

– Aléjate de distracciones como la televisión, los celulares y las redes sociales.

– Ten siempre presente que aunque estés en casa, estás trabajando. Hazle notar a tu familia y amigos que trabajar en casa no significa que tienes el tiempo disponible para hacer encargos o recibir visitas sociales.

– Delimita perfectamente tu horario de trabajo y tu vida personal. No permitas que el trabajo invada todo tu día o terminarás más estresado que cuando tenías que manejar una hora hasta la oficina.

Algunas razones para implementar el home office en tu empresa:

– Ahorrarás en espacio y suministros. Por supuesto, no todos los puestos de trabajo pueden acoplarse al home office, hay muchos que en definitiva exigen la presencia fija de un empleado en las instalaciones de tu empresa. Pero si das la opción del trabajo remoto para las labores que son posibles realizar a distancia, podrás tener una oficina más compacta y economizar no sólo en rentas si no en suministros.

-Implementar el trabajo a distancia nunca fue más sencillo pues existen gran cantidad de tecnologías que nos permiten estar “conectados” todo el día a la oficina. Hay gran cantidad de aplicaciones que permitirán a tus trabajadores gestionar sus labores a distancia y mantener una comunicación constante y fluida con sus compañeros.

– Puedes contratar a la persona que necesitas, sin importar si vive a 20 minutos de distancia o al otro lado del mundo.

– Diversos estudios sugieren que el home office no sólo incrementa la productividad de los trabajadores si no que propicia mejores relacionales labores.

¿Has implementado ya la opción de home office? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Cuéntame, me interesa mucho saber cómo funciona el trabajo a distancia para otras personas.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org