Qué necesita una idea de negocio para ser negocio

Las ideas llegan cuando menos te lo esperas. A veces aparecen como una epifanía en medio de la noche y en otras ocasiones son resultados de preocupaciones o de la desesperación para salir de una difícil situación. Sin importar la forma en que se presente esa gran idea, transformarla en negocio no es algo sencillo, requiere de trabajo, disciplina y constancia.

De idea brillante a negocio exitoso

Más allá de decir “ponte en acción para que tu idea se convierta en una empresa de éxito”, el mayor consejo que podrías recibir es que debes encontrar un método de trabajo que te permita concretar tu idea.

Los siguientes consejos te ayudarán a determinar si tu idea es factible de llevar a cabo, si tiene posibilidades de éxito y qué pasos debes tomar para concretarla:

¿Qué problema resuelve tu idea?

Para que un negocio sea exitoso debe proveer un producto o servicio que resuelva un problema. Piensa en cómo tu idea servirá a la sociedad, no te dejes cegar por el brillo aparente de tu proyecto, a ti podrá parecerte lo más genial que el hombre haya concebido en siglos, pero si no es útil para el resto de las personas, es poco probable que se convierta en una empresa exitosa.

Tips para separar tus finanzas personales de las de tu empresa

Suena redundante, lo sé, pero lo diré una última vez: es fundamental separar los ingresos y gastos personales de los de tu empresa, de esta manera evitarás afectar a tu negocio si tu situación económica familiar está mal y viceversa.

Aunque no siempre se pueden evitar las situaciones que nos lleven a recurrir a nuestras finanzas personales para desarrollar tu proyecto empresarial, las estrategias anteriores pueden ayudarte a separar tus finanzas, protegiéndote del riesgo de mezclar tus fondos comerciales y personales.

Analiza a la competencia.

Cuando aparece en nuestra mente esa idea genial que nos llevará al éxito empresarial tal vez estemos pensando que nadie ha creado algo similar o al menos no en los términos en los que tú lo estás planteando. Pero en negocios no puedes dejarte llevar por las suposiciones: debes hacer tu tarea e investigar si existen productos o servicios que ofrezcan soluciones parecidas a la que tú tienes en mente.  Realizar un estudio de la competencia te evitará destinar dinero y tiempo en un negocio con mercado saturado. Por supuesto que es probable que alguien ya esté ofreciendo una idea similar a la tuya, entonces, debes abordar el asunto desde un punto de vista diferente, algo que aporte verdadera innovación y marque la diferencia que atraiga a los clientes a tu empresa.

Forma tu equipo.

Los socios comerciales y un equipo sólido pueden ayudarte en el proceso de poner en marcha tu idea. Asegúrate de rodearte de personas talentosas, confiables y trabajadoras pues esto te facilitará el camino hacia el éxito de tu proyecto y te servirán como retroalimentación y fuente de nuevas ideas para avanzar en el camino de convertir una idea en negocio.

Define un mercado objetivo.

Incluso si todos quieren tu producto o servicio, no todos lo necesitan, pueden pagarlo o lo comprarán. Para que tu idea se convierta en un verdadero negocio es necesario definir el mercado al que quieres llegar, de este modo, podrás crear un plan de marketing que te permita alcanzar al público que tiene mayores posibilidades de convertirse en tu cliente.

Crea un plan financiero.

¿Tu proyecto es financieramente viable? Para responder a esta pregunta es preciso crear un modelo financiero que muestra cómo se produce y comercializa el producto o servicio a un usuario individual; esto te permitirá saber cómo funcionará tu empresa. También hay que crear otro modelo financiero que analice el tamaño del mercado y qué objetivos debes alcanzar para que la empresa tenga ganancias.

Crea tu plan de negocios.

Crear un plan de negocios pondrá en un documento todos los conceptos que rondan en tu cabeza para llevar a cabo tu proyecto, pues desglosa cada componente de tu idea y el plan para llevarla a término. El plan de negocios es necesario especialmente cuando presentarás tu proyecto ante posibles inversores. En ese documento asegúrate de incluir: el resumen ejecutivo del proyecto, análisis de mercado, el plan de trabajo o ejecución, información de la empresa y del equipo, todos los detalles del producto o servicio, plan financiero y plan de marketing.

Consigue los recursos.

Odio decirlo, pero se necesita dinero para que el negocio despegue. Define cómo obtendrás los recursos que necesitas para llevar a cabo tu idea; puede que decidas utilizar tus ahorros, recibir un préstamo de amigos o familiares, utilizar tarjetas de crédito o pedir un préstamo bancario. Dependiendo de la cantidad que necesites para sacar a flote tu negocio, es posible que debas recurrir a inversores que respalden tu empresa, aunque debes considerar que además de obtener una parte de las ganancias, es probable que también quieran tener voz en la toma de decisiones de la empresa.

Crea tu marca y promuévela.

Crear una imagen de marca fuerte es esencial para lograr que tu empresa triunfe en medio de un mercado saturado. Por esto es importante que antes de lanzar tu empresa te esmeres en generar una campaña de anticipación de tu producto o servicio, eso te ayudará a conseguir seguidores leales en las redes sociales dispuestos a convertirse en tus clientes y recomendar tu negocio.

La pasión será el motor de tu idea. Cuando te parezca que vas cuesta arriba y las cosas se están complicando, ten en mente lo maravilloso que es trabajar en un proyecto en el que puedes desarrollar tus habilidades y hacer lo que amas. Tener la satisfacción de estar haciendo algo en lo que crees y disfrutas será la mayor motivación para convertir tu idea de negocio en un negocio de verdad.

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto





    +52 444 235 9998

    MÉXICO

    info@locutora.org