Muchos de los errores de dicción los tenemos desde la infancia por lo que corregirlos no es una tarea muy fácil, pero no es imposible.

En esta ocasión te presento algunos consejos para mejorar la dicción y de esta manera perfeccionar no sólo tus locuciones sino también tus presentaciones en público.

Como ya había explicado anteriormente, la articulación se refiere a la forma en la que realizamos los movimientos faciales para pronunciar una palabra mientras que la dicción es la pronunciación correcta de los sonidos o fonemas que conforman una palabra.

Una dicción deficiente puede ser provocada por malos hábitos como:

– Modificar la manera de emitir un fonema

– Omitir un fonema de una determinada palabra (por ejemplo, es muy común “aspirar” u omitir las “eses”, decir “cota” en lugar de “costa”).

– Cambiar un fonema por otro (por ejemplo, la “l” por la “r”; o el caso contrario, la “r” por la “l”).

– Arrastrar algunas consonantes (por ejemplo, la “rr” que ya es un fonema doble vibrante suele “arrastrarse” más de lo necesario.

– Unir el final de una palabra con el principio de otra.

– No respirar correctamente

Consejos para mejorar la dicción

1. Identifica cuáles son los sonidos difíciles para ti (las “erres” suelen ser complicadas para muchas personas).

2. Busca trabalenguas que incluyan el sonido que se te dificulta, por ejemplo, si tu problema es la “erre”, puedes recurrir al clásico: “erre con erre cigarro, erre con erre barril, rápido corren los carros del ferrocarril”.

3. Es importante realizar ejercicios para ayudarte a controlar la respiración.

4. Lee sólo las vocales. Toma un texto cualquiera y lee en voz alta, pero sólo pronuncia las vocales. Esto te ayudará a practicar la emisión del sonido y te ayudará con la articulación.

5. Lee palabras extrañas en voz alta, por ejemplo, los compuestos de los medicamentos.

Puedes encontrar otros ejercicios de dicción en este link: https://blog.locutora.org/ejercicios-de-diccion/

ESCRÍBEME

Ponte en Contacto




+52 444 235 9998

MÉXICO

info@locutora.org